act1.png

Aún hoy, sucede que nos sentimos incómodas/os con nuestros cuerpos porque percibimos que no responden a aquello que la sociedad establece como “cuerpos ideales”. Esto lleva a que muchos/as de nosotros/as nos cueste mucho aceptar y disfrutar de nuestros cuerpos. Incluso algunas personas sienten vergüenza y buscan ocultar sus cuerpos, modificarlos e incluso se someten a dietas y tratamientos que, en ocasiones, resultan nocivos para la salud (física y mental).