En 2015, el Comité Olímpico Internacional (COI) celebró una reunión para abordar sus políticas para deportistas transgénero. En esa reunión, resolvió que

Los/as atletas transgénero no pueden ser excluidos/as de la oportunidad de participar en la competencia deportiva.

olimpico.png

No habría restricciones para que los atletas transgéneros que se identificaran como hombres y compitieran en esa categoría. 

Se rechazó la exigencia de cambios anatómicos a través de operaciones como requisito para la participación en las competencias deportivas.

Los/as atletas transgéneros que se identificaran como mujeres, podrían competir en esa categoría siempre y cuando sus niveles de testosterona, una hormona con una presencia mayor en aquellas personas que al nacer han identificadas como hombres, estuvieran por debajo de un determinado índice durante al menos 12 meses antes de la competición.